Qué es la EPA: Encuesta de Población Activa

La EPA es el acrónimo de Encuesta de Población Activa. Se trata de una metodología para calcular el número de parados y ocupados en el mercado laboral. Se trata de una encuesta trimestral que se inició en 1964. Actualmente la base sobre la que se realiza la encuesta es 200.000 personas. La EPA distingue tres situaciones a nivel laboral: Activo, Ocupados y Parados.

A partir de los datos recogidos por la EPA se calcula la tasa de desempleo según como lo define la Organización Internacional del Trabajo OIT. La gran ventaja de la EPA es que son datos que se pueden comparar con el resto de los países de la UE que están obligados a realizar esta encuesta al menos una vez al año.

 

 

¿Para qué sirve la EPA?

A partir de 1998 el reglamento de la unión europea armonizó los principios básicos que regulan esta encuesta. De forma que es una herramienta comparativa de las tasas de paro entre países de la Unión Europea. A partir de estos datos la UE legisla y realiza acciones políticas para reducir esa tasa de paro en aquellos países donde más alta está. Desgraciadamente en el top suele estar España, debido a la estructura de su mercado laboral. Poco intensivo en capital y por tanto dependiente de sectores con poco valor añadido como puede ser la construcción o los servicios.

Definiciones de la EPA

Dentro de la terminología de la EPA hay que distinguir tres estados para las personas que realizan la encuesta. Activos, Ocupados y Parados. El significado es:

  • Activos: Personas de más de 16 años que están trabajando o quieren trabajar. Es decir todos aquellos mayores de 16 años que buscan o tienen trabajo.
  • Ocupados: Personas que están trabajando, entendiendo trabajar como recibir una retribución por los servicios del trabajador. Independientemente del número de horas. Aquí se clasifican en dos grupos. Los que trabajan más de 30 horas semanales que se les considera trabajadores a tiempo completo y los de menos de 30 horas, son trabajadores a tiempo parcial.
  • Parados: Son los están disponibles para trabajar y buscan activamente pero no disponen de empleo. Se entiende como búsqueda activa las relacionadas con las visitas a una oficina de empleo, pública o privada, enviar CVs de forma directa, participar en procesos de selección, etc. En definitiva no solo decir que te gustaría trabajar, si no, a ver dado algún paso explícito para conseguir un trabajo.

Por supuesto hay mucha gente que no entra en ninguna de estas categorías. Al resto de las personas se les considera inactivas. Es decir, ni trabajan (no reciben retribución económica), ni buscan trabajo. En realidad así se calcula la tasa de actividad de una economía. Las sociedades occidentales han ido reduciendo su tasa de actividad desde hace décadas. Es decir cada vez es menos la gente que participa en la economía productiva. Es lógico, esto se debe a que son economías altamente productivas y con mucho capital invertido.

Tasa de Actividad en España 2018

La última encuesta de población activa – EPA en España es del 4 Trimestre del 2017. La tasa de actividad es del 58,80% es decir del total de la población mayor de 16 años son activos 22.765.000 de personas. Y dentro de estos ocupados hay 18.998.400 españoles. La tasa de paro se sitúa en 16,55% es decir 3.766.700 de españoles están en situación de desempleo. Hay que tener en cuenta que los datos de la EPA se ven afectados por variables demográficas. Esto quiere decir que cuando una economía expulsa ciudadanos a otros países se ve beneficiada a nivel estadístico. De la misma manera si un país absorbe población inmigrante sus datos de la EPA se verán afectados negativamente. Es importante no considerar la tasa de paro de la EPA como un dato aislado y que rige el buen funcionamiento del mercado laboral de un país porque no es 100% correcto. Aunque es un de las herramientas más útiles que tenemos para controlar la evolución de la tasa de actividad y paro de una economía. Los datos se pueden seguir a través del INE.

 

About Flagelador 10 Articles
Siempre entre dos aguas, el mundo del empleo trabajando para servicios de recursos humanos, y la formación para profesionales. Dos caras de la misma moneda.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*