Qué es la formación Bonificada

Las empresas anualmente disponen de un crédito para la formación de sus trabajadores a través de las aportaciones que se realizan a la Seguridad Social. Los cursos financiados con estas subvenciones tiene el objetivo de mejorar las competencias profesionales de los trabajadores y a su vez la competitividad de las empresas. En realidad estamos ante un impuesto que le es devuelto a la empresa en forma de formación. De no usarlo, este se pierde, y en ningún caso se puede “recuperar” de otra forma que no sea a través de los cursos para trabajadores.

 

La empresa tiene que dar su aprobación al trabajador?

Sí, la formación bonificada, al contrario que otros tipos de formación subvencionada por el estado y fondos europeos, requiere de la aprobación de la empresa. Y además esta puede negarse, sin tener que dar explicaciones. Este punto es importante de entender. El sujeto de la bonificación es la empresa, no los trabajadores. Por lo tanto la decisión sobre la forma y quién debe beneficiarse de la formación es totalmente de la empresa. La única condición es que la formación la debe recibir un trabajador en plantilla.

 

Cuál es la cuantía que se bonifica la empresa?

La cuantía anual a la que tiene derecho la empresa dependerá básicamente de su tamaño y lo cotizado en concepto de formación profesional el año anterior. El porcentaje de la bonificación será:

 

De 1 a 9 trabajadores: 100%.

De 10 a 49 trabajadores: 75%.

De 50 a 249 trabajadores: 60%.

De 250 o más trabajadores: 50%

 

Hay un crédito mínimo que se le da a la empresa, independientemente de la base del año anterior, que es de 420€. Para calcular la bonificación de la empresa, puede entrar aquí: Calculadora de bonificaciones.

 

Qué tipo de cursos pueden hacer?

Cualquier tipo de cursos. Únicamente han de realizarse a través de alguna de la entidades de formación certificadas por la fundación tripartita. Hay muchas entidades de formación que están inscritas y cumplen los requitos que impone la fundación tripartita, que básicamente tienen que ver con el control sobre las horas de formación y la validación de las bonificaciones. Por lo tanto hay cursos de todo tipo, y es la empresa quien decide que tipo de formación cursar, sin importar si esa formación está o no relacionada con el sector de su empresa. Se pretende dar la máxima flexibilidad a la empresa, pues es ella misma quien conocerá mejor que nadie sus necesidades formativas o su enfoque estratégico.

 

Y si no tengo suficiente crédito?

Puede suceder que la empresa quiera dar una formación específica pero que su crédito no sea suficiente para cubrir el precio del/ los cursos. En este caso la empresa puede utilizar todo su crédito para descontarlo del precio y pagar lo que falte. Es una situación habitual ya que la formación, como inversión que es, permite actualizar y mejorar una de las partes fundamentales de la actividad empresarial: los trabajadores.

 

Se pierde el crédito que no se use?

Sí. Totalmente. Cuando acaba el año, el crédito formativo que no se haya usado se pierde sin posibilidad de recuperarse. Y se recalcula el crédito para el año nuevo teniendo en cuenta las condiones de la tabla que hemos puesto antes. Por lo tanto es muy importante utilizar el crédito formativo tanto para mejorar la productividad de tus trabajadores como porque de no hacerlo la emrpesa estará cotizando por algo que no usará. La cotización es obligatoria, no opcional.

 

Desgraciadamente, por desconocimiento las pequeñas y medianas empresas aún hoy día no usan esta herramienta que ofrece la administración para mejorar su competitividad y las competencias profesinales de sus trabajadores. Una verdadera lastima desaprovechar este tipo de oportunidades, mas en un entorno como el actual donde la crisis ecnonómica y la encarnizada competencia exigen una especialización del personal laboral muy alta. No formes parte de los que desaprovehcan esta oportunidad!

About Flagelador 9 Articles
Siempre entre dos aguas, el mundo del empleo trabajando para servicios de recursos humanos, y la formación para profesionales. Dos caras de la misma moneda.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*