Certificados de Profesionalidad

Desde el 2008, y poco a poco, los certificados de profesionalidad se han ido haciendo un lugar en el mundo profesional. A pesar de llevar años en funcionamiento, sigue siendo el gran desconocido de la formación. Y podemos asegurar, sin temor a equivocarnos, que sigue siendo la gran apuesta de los gobiernos a nivel de la formación profesional. Pero, qué son los certificados de profesionalidad?

Los certificados de profesionalidad acreditan oficialmente las cualificaciones profesionales del catálogo generado por la propia administración de Cualificaciones profesionales. Mande?? Y eso qué quiere decir? Veamos que dice el SEPE:

Estos certificados acreditan el conjunto de competencias profesionales que capacitan para el desarrollo de una actividad laboral identificable en el sistema productivo sin que ello constituya regulación del ejercicio profesional.

Tienen carácter oficial y validez en todo el territorio nacional y son expedidos por el SEPE y los órganos competentes de las Comunidades Autónomas.

De lo que hablamos es que los certificados de profesionalidad sirven para certificar que sabemos hacer un trabajo específico. Ahhh, y eso es diferente a un título de formación profesional? Bueno, no realmente, es muy parecido. La diferencia es como podemos conseguir ese certificado de profesionalidad.

Como hemos dicho, en palabras más rimbombantes, un certificado de profesionalidad está compuesto de distintos módulos, llamados competencias profesionales, si queremos obtener un certificado de profesionalidad deberemos acreditar (ya veremos cómo) todas las competencias que contenga. Vamos, es como si queremos obtener un título de formación profesional, para ello debemos aprobar todas las asignaturas. Pero, esto no era difente??? Lo es, ya que para una FP hemos de estudiar y superar un examen. Pero con las competencias profesionales se abre otro camino, demostrar que hemos adquirido esos conocimientos trabajando. Caramba! Eso suena muy bien!!

Sí, suena bien. Aunque nadie dice que la cosa sea fácil. Un tribunal de la administración competente, deberá certificar que se ha desarrollado esa competencia laboralmente. Digamos que hubiése una competencia profesional que fuese hacer tortillas, dentro de un certificado de profesionalidad de cocinero. Podríamos realizar un curso sobre hacer tortilla y aprobarlo, así adquiriríamos esa competencia. O podríamos demostrar que llevamos 10 años trabajando en una cocina y tenemos la mano rota de hacer tortillas.

Vaaale, ahora entiendo. Pero si necesito todos los módulos, competencias profesionales, para obtner el certificado de profesionalidad y me falta alguno, qué pasa?? Este es el escenario habitual. Casi nadie logra un certificado de profesionalidad exclusivamente con la acreditación de experiencia laboral. Es lógico, ya que hay componentes teóricos o materias que no se habrán desarrollado en tu profesión. En este caso, deberás adquirirlas a través de la formación. Es decir una parte del certificado de profesionalidad te vendrá acreditado por tu experiencia laboral y otra parte del certificado de profesionalidad vendrá acreditado por la formación que tendrás que realizar. Y esto lo decide el tribunal correspondiente. Los tribunales dependen de las comunidades autónomas.

Ya entiendo, pero estos certificados de profesionalidad valen de algo?? Valen tanto que están integrados en la Formación Profesional. Es decir son lo mismo. Es una oportunidad magnífica para acreditar tu experiencia profesional obteniendo un título homologado por el estado que te permite demostrar tus conocimientos y aplicar a ofertas laborales. Estamos ante un título oficial de formación profesional. Como si hubieras ido 2 años a un instituto de formación profesional.

About Flagelador
Siempre entre dos aguas, el mundo del empleo trabajando para servicios de recursos humanos, y la formación para profesionales. Dos caras de la misma moneda.

Leave a comment

Your email address will not be published.

*